Control de Acceso


Su función es la de administrar el acceso a áreas restringidas, manteniendo un registro permanente de la actividad ocurrida a través de las puertas controladas. Por lo general, están asociados e interconectados a los otros sistemas de seguridad (incendio, video, alarmas) con el propósito de interactuar ante un evento extraordinario, liberando puertas y vías de escape ante la ocurrencia de una catástrofe; o redireccionando cámaras según procedimientos preestablecidos para apoyar la documentación de un evento.

Estos sistemas están basados en la filosofía simple de acceso por medio de algo que “poseo”, (una llave, una tarjeta de proximidad); algo que “conozco” (una clave, un código) o por lo que “soy”, lo cual se logra como resultado de la verificación de los parámetros de características fisiológicas personales (biometría). La presentación de cualquiera de estos dispositivos desencadena una serie de acciones que contemplan la validación de los datos aportados, cotejándolos con la programación previamente realizada para proceder a conceder o no el acceso al área solicitada.